Ir a cuerpo Ir a Estudios, Gobernanza y organización
Logo UA
Realizar búsqueda
Servicios
  Servicio de Informática

Opciones de Ahorro de Energía en Windows

En el siguiente documento se explican las diferentes opciones que nos ofrecen tanto Windows 7 como Windows 10 para el ahorro de energía en nuestros PCs y portátiles.

Para cambiar las opciones de ahorro de energía: 
En Windows 10 debemos hacer click con el botón derecho del ratón sobre el botón de inicio de Windows en la barra de herramientas.

En Windows 7 debemos abrir el Panel de Control y seleccionar Opciones de Energía.

Nos aparecerá la siguiente ventana

Hay tres planes de ahorro predefinidos:

Equilibrado:  Es el plan recomendado ya que utiliza recursos cuando hace falta y los libera cuando no. Este modo debería de valer para la mayoría de los usuarios habituales de un PC.

Economizador: Intenta reducir la velocidad de la CPU y el brillo de la pantalla entre otras opciones siempre que pueda.

Alto rendimiento:  es el que menos energía ahorra ya que no disminuye la velocidad de la CPU ni el brillo de la pantalla aunque no se estén usando. Además impide que el disco duro y otros componentes entren en modo de ahorro energético.

Las opciones por defecto de cada uno de estos planes puede cambiarse haciendo click sobre el link “Cambiar la configuración del plan” a la derecha de cada uno

Aparecerá la siguiente ventana

 

Donde podremos seleccionar cuanto tiempo de inactividad tiene que pasar para que se apague la pantalla o se ponga el equipo en estado de suspensión.

Además disponemos de un enlace para acceder a la configuración avanzada de energía donde podremos modificar bastantes más opciones que desde el panel general.

 

La ventana que se nos muestra es la siguiente:

Entre las opciones más interesantes tenemos

Disco duro : Permite definir el tiempo de inactividad tras el cual los discos duros se apagan.

Configurador de adaptador inalámbrico: Permite configurar distintas opciones de ahorro de energía relacionadas con la red inalámbrica. Hay que tener en cuenta que cuento mayor sea la configuración de ahorro menos alcance tendrá nuestra inalámbrica.

Suspender:  Define el tiempo de inactividad tras el cual el equipo entra en modo de suspensión.

Configuración de USB: Si se habilita, cada vez que un dispositivo USB este inactivo durante un largo periodo de tiempo Windows lo pondrá en estado suspendido.

Pantalla:  Además de permitir configurar cuanto tiempo de inactividad debe pasar para apagar la pantalla también permite definir una opción de brillo adaptable que da mayor o menor brillo a la pantalla en función de la batería que nos quede (útil si trabajamos con portátiles).

Por último veremos qué diferencias existen entre los distintos modos de apagado:

Apagar: Apaga el ordenador completamente. No guarda datos de la sesión en curso.

Suspender: Apaga casi por completo el ordenador pero deja la energía justa para mantener la memoria del PC donde guarda el estado del mismo antes de apagarlo. Esto proporciona un arranque más rápido y además nos restaura la sesión tal y como la teníamos antes de apagar.

Hibernar: Apaga el PC por completo pero antes de hacerlo guarda en el disco duro todos los datos de nuestra sesión de forma que al arrancarlo al igual que en el caso anterior podamos continuar nuestra sesión en el mismo punto donde la dejamos.

Solicitud de ayuda y Asistencia técnicaBlog del Servicio de InformáticaTwitterFacebook